¿Cómo afecta la alimentación a la salud bucodental?

¿Sabías que los alimentos que eliges y la frecuencia con la que comes afecta al estado de tus dientes y encías?

A pesar de no ser muy conscientes de ello, todo lo que ingerimos influye en nuestro organismo tanto positiva como negativamente. Además, debemos tener en cuenta que lo que comemos pasa primero por la boca, siendo nuestros dientes y encías los que antes se exponen a esos alimentos sin saber si les provocarán problemas como la caries u otros peores. Por todo ello, aparte de cepillarnos entre dos y tres veces al día -tras cada comida-, debemos emplear cepillos interdentales, enjuagarnos con colutorio y tener en cuenta otra serie de pautas.

Cuidando nuestra alimentación, además de conseguir encontrarnos bien y gozar de una mejor salud, estaremos dando a nuestra cavidad oral las atenciones que requiere. En cambio, si no llevamos una higiene bucal adecuada y no tenemos cuidado con alimentarnos correctamente, corremos el riesgo de dejar a las bacterias hacerse con el poder.

Para disfrutar de una vida sana y de dientes y encías sanos, ¡piensa antes de comer! A continuación, desde nuestra clínica dental en León te contamos cuáles son los alimentos recomendables y te hablamos de otros que no tanto. ¡Toma nota!

Alimentos recomendables

  • La leche y sus derivados: son una imprescindible fuente de calcio y muy beneficioso para la dentición.
  • Té: aporta flúor, que se encarga de reforzar el esmalte, y polifenoles, que tienen acción antibacteriana.
  • Alimentos incoloros: como el arroz blanco o los pescados blancos, puesto que no tiñen los dientes.
  • Alimentos ricos en fibra: incrementan la producción de saliva y, con ella, la eliminación de parte de la placa bacteriana.
  • Agua: nos ayuda a generar saliva y, gracias a ella, arrastrar las bacterias, disminuyendo así la probabilidad de sufrir enfermedades orales.
  • Frutas y verduras: favorecen la eliminación de la placa bacteriana al aumentar la producción de saliva, ¡un gran agente antibacteriano!

 

Alimentos no recomendables

  • Refrescos o bebidas azucaradas: propician la aparición de caries y no son nada saludables para nuestro organismo en general.
  • Alimentos con PH ácido: erosionan el esmalte y pueden acabar produciendo hipersensibilidad dental.
  • Carbohidratos refinados: provocan el deterioro del diente y la posible aparición de la Se pueden comer, pero sin abusar.

 

Ten en cuenta nuestras recomendaciones, recuerda mantener una higiene oral apropiada y visita a tu dentista para realizarte revisiones y limpiezas profesionales cada seis meses. ¡Pide tu cita en Más Dental León!

 

 

 

 

 

 

 

2019-04-26T12:26:14+00:00
A %d blogueros les gusta esto: