¿A qué edad se debe empezar con la ortodoncia?

Muchas personas consideran erróneamente que los tratamientos de ortodoncia en los niños deben iniciarse cuando estos ya han cambiado todas sus piezas dentales de leche por las definitivas, que ocurre alrededor de los 12 o 13 años. Sin embargo, según la Sociedad Española de Ortodoncia, lo más recomendable es hacer la primera revisión ortodóncica a los 6 años.

En nuestra clínica dental en León queremos que cada niño desarrolle su dentición de la manera más saludable posible, por lo que pon mucha atención a este post.

¿Por qué es recomendable la ortodoncia a edades tempranas?

El principal motivo por el que se deben empezar las revisiones a edades tempranas es que, en ese momento, es más fácil corregir anomalías, ya que aún no se ha completado la etapa de crecimiento. La ortodoncia a estas edades se llama ortodoncia interceptiva.

A los 6 años comienza un periodo dentario llamado dentición mixta, que se prolonga hasta los 12 años, en el que coinciden dientes temporales con dientes definitivos. Durante esta etapa erupcionan los primeros molares, que son clave para el posterior desarrollo de la boca, y crecen los huesos maxilares.

Es por todo ello que esta etapa es muy importante para evitar que se desarrollen problemas que, en el futuro, serán más difíciles de resolver.

¿Qué tipos de ortodoncia interceptiva hay?

Ortodoncia interceptiva removible: placas de materiales acrílicos que se puede quitar y poner, normalmente destinado a los niños más pequeños. Se usan para corregir la mordida cruzada posterior, expandir la arcada dentaria y desplazar algunas piezas dentales.

Ortodoncia interceptiva fija: son los llamados brackets. Los hay de varios tipos: metálicos, de cristal de zafiro, cerámicos y linguales. Este tipo de ortodoncia requiere extremar la higiene para que no se produzcan caries u otros problemas bucodentales.

Si tienes hijos pequeños, desde nuestra clínica dental en León te recomendamos una revisión para evaluar su dentición y así poder anticiparnos a posibles anomalías. ¡No hay nada que valga más que la sonrisa de un niño!

 

 

2018-09-12T10:05:44+00:00
A %d blogueros les gusta esto: