Las enfermedades periodontales o de las encías son una de las patologías dentales más comunes en los pacientes que acuden cada día a Más Dental León. Si alguna vez te has preguntado si las padeces, estas se caracterizan por ser de carácter infeccioso, por lo que, detectarlas y tratarlas a tiempo, es fundamental para aliviar o detener su evolución.

Pero, ¡que no cunda el pánico! En nuestro artículo de hoy te explicamos por qué se produce esta enfermedad y cómo puedes prevenirla de forma sencilla y eficaz.

¿Qué es exactamente la gingivitis?

La gingivitis se produce por la acumulación de placa debajo de la línea de las encías. Si no acudimos al odontólogo, estos depósitos bacterianos pueden convertirse en sarro, que inflama e irrita los tejidos blandos. Esto quiere decir que, si no la tratamos de forma adecuada, puede evolucionar en una periodontitis.

Y te preguntarás: ¿qué factores contribuyen a su aparición? Una higiene bucodental incorrecta, no seguir una dieta sana y equilibrada, los malos hábitos como el tabaco o determinadas enfermedades, como la diabetes, influyen de forma directa en el desarrollo de enfermedades de las encías.

4 signos que te indicarán si padeces gingivitis

En ocasiones, esta enfermedad puede llegar a ser indolora para el paciente, haciendo que pase desapercibida y no le prestemos atención. ¡Cuidado! Porque es muy importante tener en cuenta que sí existen síntomas propios de esta patología:

  • Enrojecimiento e inflamación en el tejido gingival: unas encías sanas siempre deben lucir su color rosado característico.
  • Sangrado de las encías durante el cepillado.
  • Retracción gingival o separación de las encías, de manea que las piezas dentales se ven más alargadas de lo que deberían.
  • Halitosis o mal aliento de forma continuada.

¿Qué debo hacer para prevenir la gingivitis?

Como ya te hemos contado, una rutina de higiene oral diaria es esencial para evitar la aparición y el desarrollo de la gingivitis. Además, desde nuestra clínica dental en León te recomendamos que, al menos una vez al año, te realices limpiezas bucales profesionales o profilaxis para remover la placa acumulada.

Y, por supuesto, ¡toma nota de estos consejos que te servirán de guía para mantener a raya esta enfermedad oral!

  • Cepilla tus dientes, al menos, dos veces al día durante dos minutos.
  • Usa hilo dental y/o cepillos interproximales para eliminar los restos de alimentos de las zonas interdentales.
  • Utiliza enjuagues bucales de forma regular.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada.

En definitiva, si piensas que puedes estar padeciendo una afección en tus encías, ponte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos con la mejor de nuestras sonrisas para ayudarte a resolver tu problema!