Desde principios de este 2020 todos nos hemos tenido que ir adaptando a los cambios ocasionados por la pandemia de COVID-19. Desde el aislamiento en nuestras casas hasta el uso diario de mascarillas y gel hidroalcohólico, ¿quién nos iba a decir en enero que aprenderíamos a vivir así?

La cuestión es que nos hemos tenido que ir amoldando a los cambios y medidas de seguridad e higiene para evitar el contagio de coronavirus, ¡y tu higiene oral también se tiene que adaptar! Como todos conocemos, este virus se propaga por micropartículas en contacto con ojos, nariz y boca, de ahí el uso obligatorio de mascarillas y la importancia de que cuidemos nuestra sonrisa más que nunca.

A continuación, desde nuestra clínica dental en León, hacemos hincapié en algunos aspectos necesarios que debes tener en cuenta en estos tiempos para realizar una correcta higiene bucodental.

  • Si has pasado este virus, tras el periodo de contagio, debes cambiar tu cepillo de dientes. En el caso de no haber habido contagio, tendrás que renovarlo cada 3 meses, como mínimo. ¡Y recuerda guardar los cepillos separados unos de otros y lejos del lavabo y del inodoro!
  • Es muy importante lavarse las manos antes y después de realizar la limpieza oral para asegurar la higiene antes del cepillado.
  • La pasta dental y el enjuague bucal utilizados deberán contener flúor y, en el caso del segundo, no se debe diluir.
  • Lo recomendable es lavar la dentición 3 veces al día, después de cada comida. Así mantendremos siempre la sonrisa libre de residuos y evitaremos la caries, además de reducir la carga vírica, si la hubiera.
  • Mantén la higiene de tu cuarto de baño, ya que es el lugar donde llevas a cabo la higiene oral diaria y donde se encuentran los cepillos dentales.
  • En el caso de urgencia dental, no dudes en contactar con nosotros para pedir tu cita y que nuestros dentistas en León examinen tu caso para encontrar una solución a tu problema.

Cuidar tu higiene oral es ahora muy importante, por ello los odontólogos hacemos hincapié en ello. De esta forma se previene el contagio de la COVID-19, además de evitar problemas bucodentales derivados de una mala limpieza bucodental, como la caries o la periodontitis.