La gingivitis y su tratamiento

La gingivitis es la inflamación de las encías en su fase inicial y que puede derivar en una enfermedad periodontal como la periodontitis o la piorrea. La causa directa de la gingivitis es la placa bacteriana, creada a partir de las proteínas contenidas en la saliva que forman sobre los dientes una capa invisible a la que se denomina “película adquirida” y sobre la que se depositan diferentes especies de bacterias.

Si no se elimina la placa, mediante el cepillado y del uso del hilo dental diarios, se producen toxinas que pueden llegar a irritar el tejido gingival, produciendo la gingivitis. El daño se puede evitar en esta fase temprana de la enfermedad periodontal, ya que el hueso y el tejido que mantiene a los dientes en su lugar todavía no están afectados. Sin embargo, si no se trata el problema, la gingivitis puede convertirse en periodontitis y causar daños permanentes.

Las enfermedades periodontales que, junto con la caries, son las más comunes en España, aparecen principalmente debido a las siguientes causas:

  • Una mala higiene dental.
  • Una mala alimentación.
  • Los dientes mal alineados, los bordes ásperos debido a obturaciones y aparatología contaminada o mal colocada.
  • Consumo de tabaco.
  • Uso de determinados medicamentos como bismuto, píldoras anticonceptivas o fenitoína.
  • Cambios hormonales debido a la pubertad o embarazos.
  • Determinadas enfermedades e infecciones.

Tener buenos hábitos de higiene bucal es primordial. Esto incluye el cepillado diario, como mínimo tres veces al día tras cada comida, acompañado de colutorio e hilo dental para asegurar la máxima limpieza. Las limpiezas dentales profesionales son también fundamentales, porque cuando la placa bacteriana se endurece, o se ha convertido en sarro, solo el odontólogo podrá eliminarla.

Además, una buena alimentación que ayude a fortalecer los dientes y evitar el tabaco, te ayudarán a mantener la gingivitis a raya.

¿Cómo sé si la estoy padeciendo?

Los síntomas típicos de la gingivitis son, entre otros: inflamación, enrojecimiento e hipersensibilidad en las encías, que podrían sangrar habitualmente durante el cepillado. Otro signo es la separación de las encías, que hace que los dientes se vean como alargados.

La enfermedad periodontal puede causar la formación de bolsas periodontales entre los dientes y las encías, donde se acumulan la placa y los desechos alimentarios. Podrías experimentar mal aliento o mal sabor en la boca con frecuencia.

Si tienes cualquier duda sobre la aparición de la gingivitis o sobre cómo eliminarla, ponte en contacto con nosotros. ¡Pide tu cita!

2019-03-25T10:24:40+00:00
A %d blogueros les gusta esto: