La salud bucodental de los pequeños de la casa requiere de muchos cuidados que quizá desconoces. En la labor como padres, es fundamental inculcar en ellos una correcta rutina de higiene oral: tres veces al día, después de cada comida, y empleando cepillo de dientes, seda dental y colutorio.

Cómo conseguir que los más pequeños de la familia superen el miedo al odontólogo

Lo más frecuente es que el paciente que padece dicha fobia haya tenido una mala experiencia anterior, aunque en el caso de los niños puede no corresponderse directamente. Por este motivo, desde nuestra clínica dental en León siempre recordamos la importancia de elegir una clínica de confianza.

En los más pequeños, comúnmente el miedo se debe al desconocimiento del lugar al que van a acudir. Si acudes a tus revisiones y tratamientos odontológicos sin el más mínimo problema, tráelos contigo: así verán que no hay nada de lo que preocuparse.

Por lo general, al tener miedo, los niños suelen presentar signos como los siguientes:

  • Taquicardia
  • Sudoración
  • Respiración agitada
  • No estar quieto
  • Llanto incontrolable

Cuanto antes empiecen los pequeños a visitar al odontopediatra, menos posibilidades habrá de que desarrollen este tipo de miedos. Y si además la clínica dental cuenta con un espacio tan agradable como el nuestro… ¡se sentirán como en casa!